El alarmismo generado por la SERMEF indica el desconocimiento de esta Sociedad sobre las competencias de los fisioterapeutas


Google Facebook Twitter Mas
16 Dic 2022
Desde el CPFCyL, queremos sumarnos al agradecimiento realizado por el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España al sindicato SATSE por demandar la mejora de la eficacia y eficiencia del sistema sanitario público español, lamentando el desafortunado e innecesario alarmismo generado por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) al señalar que la derivación directa de pacientes a fisioterapia puede suponer un gran peligro.
 
La derivación directa al fisioterapeuta es un hecho en muchos servicios sanitarios a lo largo de todo el territorio español, habiendo demostrado, en todos ellos seguridad, eficiencia y eficacia, y llegando a la resolución de la patología con tiempos de espera menores que en aquellos territorios en donde el fisioterapeuta, en el sistema público, se encuentra “secuestrado” por el servicio de rehabilitación.
 
Al igual que en otras comunidades como Andalucía, Madrid, Murcia o País Vasco, en Castilla y León derivación directa en Atención Primaria (AP) lleva teniendo lugar desde que se incluyó al fisioterapeuta en este nivel asistencial. Por ejemplo, un paciente con una lumbalgia, una cervicalgia o un esguince leve de tobillo puede ser derivado directamente al fisioterapeuta de AP desde el médico de familia sin necesidad de pasar por el médico rehabilitador, lo que ahorra mucho tiempo de espera y favorece que las lesiones se aborden en una fase aguda o subaguda, con una recuperación más rápida y una menor discapacidad de esas personas.
 
Estamos realmente decepcionados con una especialidad médica que, después de haber perdido sistemáticamente todos sus recursos judiciales durante más de 30 años, recupera discursos arcaicos y trata de jugar con el discurso del miedo. Comunicados de esta índole provocan un enorme rechazo y pérdida de prestigio, al atentar contra el prestigio de un colectivo de profesionales sanitarios.
 
Desde hace años, la fisioterapia española viene reclamando una mayor presencia dentro de la sanidad pública, para mejorar la atención de los pacientes. Dentro de esa labor, la derivación directa se realiza siempre dentro de unos protocolos consensuados entre las distintas profesiones sanitarias que intervienen en cada caso.
 
Desde el CPFCyL queremos recordando que la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias establece que corresponde a las personas tituladas en Fisioterapia “la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas”. Entre esa capacitación también está el abordaje a través de ejercicio terapéutico.
0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades