El CPFCyL presente en el homenaje a los profesionales sanitarios por su lucha para combatir la pandemia.


Google Facebook Twitter Mas
19 May 2021
Fuente: Universidad de Salamanca
 

La Universidad de Salamanca ha tributado en la tarde de ayer un emotivo homenaje a los profesionales sanitarios con el que ha querido poner de manifiesto el duro trabajo realizado por los especialistas de diversos sectores de la salud como la medicina, la enfermería, la fisioterapia y la gestión hospitalaria para combatir la pandemia causada por el virus SARS CoV-2 (Covid-19).

El acto de entrega de la Medalla de la Universidad de Salamanca, máximo galardón que concede la institución académica a personas y organizaciones a las que el Estudio reconoce una labor extraordinaria y con el que se ha dado cumplimiento al acuerdo del Consejo de Gobierno del 27 de enero de 2021, contó con la presencia del rector Ricardo Rivero; la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado; la gerente de Salud del Área de Salamanca, Manuela Nieto Plaza; la vicerrectora Ciencias de la Salud, Gestión de la Calidad y Política Académica, Purificación Galindo y, por parte del CPFCyL, el presidente , José Luis Morencia.

El rector y la consejera de Sanidad fueron los encargados de entregar la Medalla de la Universidad de Salamanca, en nombre de todos los profesionales sanitarios, a María del Mar González Fernández-Conde, enfermera directora de Enfermería de Atención Primaria de Salud; y Pedro Gómez de Quero, director Médico del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA). Durante la ceremonia también intervino Miguel Barrueco, jefe de Servicio de Neumología del CAUSA.

Con motivo de la celebración de este acto, el Vicerrectorado de Ciencias de la Salud, Calidad y Política Académica ha querido tener un gesto más de reconocimiento y apoyo hacia los profesionales sanitarios, “aquellos que simbólicamente juraron por todos los dioses y todas las diosas vivir y practicar el arte de la Medicina por bien de los enfermos han llegado a la extenuación, contribuyendo a aliviar nuestro sufrimiento”, subrayó la vicerrectora Purificación Galindo.

Unas palabras a las que también se sumó el rector Rivero para reconocer la admirable labor de los profesionales sanitarios “que toca lo más preciado por el hombre: la vida”, y resaltar el nivel de compromiso asumido por cada uno de ellos, quienes desde sus distintas responsabilidades y tareas, han estado en contacto directo con los pacientes asumiendo graves riesgos. “Un compromiso que bien justifica mirar al pasado para recopilar textos que desde el siglo IV a.C. al siglo XVII, nos hablan de cómo desarrollan su labor”, precisó.

Pequeña antología del 'Arte de la Medicina'

El director de Ediciones Universidad de Salamanca, Jacobo Sanz Hermida, ha sido el encargado de reunir esta pequeña antología con las visiones que a lo largo de los tiempos se ha tenido del "Arte de la Medicina" y de su profesión. Y ha llamado la atención sobre el “Encomio” de Erasmo de Rotterdam, por su actualidad. Esas “nuevas dolencias, cuyo número se multiplica cada día y proliferan con tanta fertilidad, como si hubieran entablado deliberada competencia con el arte que las cura” bien pueden identificarse con las variantes de este virus, apunta.

Los textos presentan una tipología variada de géneros (cartas, diálogos, opúsculos y tratadística médica), de diferentes autores, en lo que no siempre sale airosa la figura del médico. Si bien se elogia su labor, se vitupera, por ejemplo, su lenguaje y escrituras crítpticos: “latín cerrado, en cifras de jerigonza, en vocablos inusitados y en unas recetas muy largas”, apostilla fray Antonio de Guevara. O de aquellos que «para darnos a entender que saben lo que otros no saben» recetan «cosas peregrinas e inusitadas, que son muy difíciles de hallar y después muy dificultosas de tomar» (p. 52 de la edición).

El volumen comienza con el “Elogio póstumo de Platón a Hipócrates”, a quien recuerda pasear por los jardines con Sócrates y “buscar sin supersticiones, sin prejuicios, sin ideas apriorísticas, las causas profundas de todas las cosas, mezclando para mejor enjuiciar el razonamiento y la experiencia […] buscar, intentado llegar a lo desconocido desde lo conocido, de donde es necesario partir”.

La figura del “perfecto médico” la trae el “Diálogo de Alfonso de Miranda”, en el que se figura como interlocutor el comendador Fernán Núñez, catedrático de Retórica y Griego de la Universidad de Salamanca: “porque… usó de muy pocas medicinas y vivió noventa años” (p. 101).

El volumen hace un guiño a los jóvenes estudiantes por medio del texto de Antonio Trilla, “Perfecto practicante médico”, con consejos sobre el paso por la Universidad, la vida en los pueblos y la relaciones con otros profesionales o cómo hacer la visita a los enfermos en su casa. Y a quienes aconseja: “Industriarte en todos los casos repentinos, para cuyo socorro te sacarán de tu cama a medio noche muchas veces, que no hay lugar de ver libros” (p. 156 del Encomio).

Exposición de fotografía

Como complemento a esta actividad, el Claustro del Colegio Arzobispo Fonseca, que entre los meses de marzo y mayo de 2020 funcionó como hospital para atender a convalecientes de Covid-19, acoge la exposición “Fonseca. Tiempo de cuidados y esperanza”, integrada por fotografía en blanco y negro realizadas por Carlos Molina y de imágenes en color aportadas por el propio colegio mayor. La muestra podrá visitarse hasta el 25 de julio.

0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades