Consentimiento informado. Obligatorio informar a tus pacientes

Es importante recordar que, a través del consentimiento informado, los pacientes cuentan con un documento que recoge toda la información relacionada con el procedimiento que va a realizar el fisioterapeuta, en el que se especifican tanto los riesgos como las consecuencias de los mismos.

Google Facebook Twitter Mas
17 Abr 2021
Con este artículo queremos recordar la importancia del derecho que tienen los pacientes a conocer toda la información relativa a su tratamiento, desde el procedimiento hasta los posibles riesgos y consecuencias del mismo, a través de lo que se conoce como consentimiento informado.
 
El consentimiento informado se define como la aceptación libre por parte de un/a paciente de un acto terapéutico o diagnóstico singular que podría conllevar un riesgo. El objetivo es informar al usuario/a del acto y de sus posibles efectos secundarios y riesgos y que sea consciente del mismo, pudiendo revocar la realización del mismo en cualquier momento.
 
El consentimiento informado es, por regla general, verbal, pero deberá hacerse por escrito en aquellas técnicas que se consideren especialmente invasivas, comprometidas o que podrían conllevar un riesgo singular para la salud.
 
El consentimiento informado se utiliza para informar sobre los procedimientos y técnicas a aplicar, los riesgos y consecuencias, aunque estos sean mínimos, así como las zonas a tratar. Al conocer esto previamente, el paciente podrá decidir si está de acuerdo con su aplicación.
 
Además, ten en cuenta que el paciente puede decidir si acude solo a las sesiones o, por el contrario, prefiere estar acompañado por algún familiar o persona de confianza. Si bien, esta situación se está viendo alterada por los protocolos de lucha contra la Covid-19.
 
En esta línea, ten presente que los pacientes tienen derecho a solicitar al fisioterapeuta que explique a su criterio la posible causa de su dolencia o lesión, cuál va a ser la zona sobre la que se interviene y cuáles serán las distintas técnicas que pueden ser útiles para tratar la lesión y que se aplicarán.
 
Desde el CPFCyL os proporcionamos distintos documentos a modo de consentimiento informado para que puedas hacer uso de ellos o adaptarlos. Puedes descargarlos desde aquí.
 
Para ampliar esta información, te dejamos las leyes que se aplican en Castilla y León y la Guía del Consentimiento Informado vigente en nuestra comunidad.
 
· Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.
 
· Ley 8/2003, de 8 de abril, sobre derechos y deberes de las personas en relación con la salud
0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades