Fisioterapeutas, los profesionales destacados en la lucha contra el Coronavirus


Google Facebook Twitter Mas
22 May 2020

Foto: Sheila Narros Navas. Col. 1328

Tras la aparición de la COVID-19, la valoración de los sanitarios ha crecido de manera exponencial, ya que han sido los grandes protagonistas en la lucha contra una pandemia desconocida, para la que nadie estaba preparado, y que ha sorprendido a todos por igual. La sanidad española ha demostrado, a pesar de los muchos inconvenientes a los que ha tenido que hacer frente, estar a un gran nivel. Y los fisioterapeutas, en esta batalla, han tenido una especial relevancia, puesto que, gracias a su labor en las UCIS, con los pacientes más críticos del coronavirus, se ha acortado tiempo de estancia en estas unidades; se ha reducido el periodo de ventilación mecánica, y el de hospitalización, por lo que han contribuido a una mayor optimización de los recursos sanitarios.

Resulta curioso que haya tenido que darse una situación tan extrema para que el trabajo de los fisioterapeutas en las UCIS haya recibido el reconocimiento que se merece y, aun así, es de recibo que se ensalce aún más su magnífica labor en estos tiempos difíciles, tanto desde el punto de vista sanitario, como también desde la perspectiva emocional, que en este caso, no solo no debe obviarse, sino que es importante que sea subrayada. 

Solo los que han estado en esa primera línea saben lo que han tenido que afrontar estos últimos meses –y lo que les queda todavía- para no ceder ni un ápice ante la COVID-19. 

Para empezar, han tenido que lidiar con los Equipos de Protección Individual (EPIs), mucho más completos y rigurosos, con el objetivo de impedir el contagio, que complicaban el tratamiento con el paciente, en comparación con una situación más normalizada. Los fisioterapeutas se han volcado, de manera especial, a realizar tratamientos como la rehabilitación respiratoria, una especialidad que se ha hecho absolutamente imprescindible. En este sentido, la utilización de respiradores en pacientes con COVID precisa ese tratamiento posterior para que los pulmones vuelvan a habituarse a trabajar sin ayuda mecánica, pero además, dicha especialidad permite facilitar el drenaje de secreciones a los pacientes para reducir y, en muchos casos, evitar, las infecciones respiratorias. Además, todos han dado lo mejor de cada uno en las terapias motoras, desde el primer día en el que los pacientes eran sedados, para potenciar la movilidad.

Porque, lo que quizá se desconozca más respecto a los pacientes críticos es que, al permanecer sedados durante un tiempo prolongado, sufren debilidad muscular y atrofia y/o pérdida de la masa muscular a causa de una miopatía, polineuropatía o ambas. De ahí la importancia de aplicar la terapia motora desde el minuto uno, para que, posteriormente, en el trabajo en planta, hubiera unos cimientos con los que seguir avanzando más rápidamente. Y es que ha sido, esa efectividad en los tratamientos, la que ha permitido reducir el tiempo de estancia en las UCIS y el de hospitalización y, por ende, ha facultado atender en las mejores condiciones a más pacientes. 

Pero lo que, seguramente, será menos público y menos notorio es el papel que han realizado los fisioterapeutas a nivel emocional, y eso lo explican bien dos de las fisioterapeutas de Castilla y León, que han estado al pie del cañón durante esta situación de emergencia sanitaria, Isabel y Laura . La primera, acostumbrada a trabajar con críticos y especialista en rehabilitación respiratoria y, la segunda, como profesional camaleónica que se adaptó a las nuevas circunstancias para ofrecer el mejor servicio a los pacientes. Ambas destacan la “gran acogida” que recibieron en la unidad de intensivos y la importancia del trabajo multidisciplinar, de la coordinación de los diferentes profesionales sanitarios, en jornadas de muchas horas sin parar de trabajar. Ellas han recibido, con sus sonrisas bajo las mascarillas, las primeras reacciones de los pacientes que salían de la sedación, desorientados, sin posibilidad de ver a ningún familiar ni recibir el calor de su gente, solos, indefensos, con miedo, vulnerables…La importancia de poder hablar con alguien de lo sucedido, de contar su historia, de desahogarse ante la incertidumbre, es algo constatable. Ambas han sido testigos de esta vivencia, y del agradecimiento de los pacientes por hallar en ellas esa mano amiga que, además, ha sabido cuidarles en los momentos más difíciles, sin perder la paciencia, sin escatimar en palabras amables ni en ofrecer cercanía, ánimo y esperanza.

En opinión de Isabel , “es importante que se promocione la presencia obligatoria de los fisioterapeutas en las UCIS, porque no es algo habitual” y, como dice un compañero suyo “no deberíamos ir, sino estar, ya que se ha demostrado que nuestro trabajo es fundamental en estas unidades, y ahorra recursos sanitarios, lo cual ha sido vital en esta situación de emergencia sanitaria”. Ojalá la aparición de la COVID-19, que tanto nos ha golpeado en muchos ámbitos, sirva al menos para potenciar el papel de estos profesionales sanitarios y otorgarles la relevancia que merecen en las unidades de intensivos y críticos en el día a día, no solo en situaciones extremas, porque su trabajo va a permitir mejorar la calidad del servicio sanitario y acelerar la recuperación de los pacientes de las UVIs y UCIs, además de ahorrar recursos, como se ha demostrado durante esta crisis sanitaria.

 

0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades