OZONO ¿Es seguro como desinfectante?


Google Facebook Twitter Mas
01 May 2020

En la situación actual de crisis sanitaria provocada por la pandemia de la enfermedad COVID- 19, se ha detectado un incremento considerable de empresas que están ofertando servicios de desinfección de espacios públicos y privados, edificios, viviendas, oficinas y vehículos con productos viricidas que no han demostrado eficacia frente a virus y por consiguiente no están autorizados ni registrados en España. 

Por esta razón, desde el Colegio, y con el fin de garantizar tu seguridad y la de tus pacientes, hemos considerado necesario aclarar lo siguiente:

Es la norma UNE-EN 14476 la que evalúa la capacidad y eficacia viricida de aquellos productos químicos que podemos utilizar para desinfectar y erradicar el virus y que se encuentran en el listado de viricidas para uso ambiental (TP2), uso en la industria alimentaria (TP4) y para su uso en la higiene humana (TP1), publicado por el Ministerio de Sanidad en el siguiente enlace: 

https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov- China/documentos/Listado_virucidas.pdf 

En este listado encontrarás productos viricidas (detergentes y limpiadores) que usa el público en general y las empresas de limpieza, disponibles en cualquier supermercado para uso doméstico, junto con los productos biocidas autorizados para ser usados por personal profesional especializado, para los que se requiere una formación, conocimientos y capacitación que establece la normativa correspondiente. Estos últimos son utilizados por las Empresas de Servicios Biocidas a terceros inscritas en el Registro Oficial de Servicios Biocidas de las Comunidades Autónomas (ROESB)

 

Lo que diferencia y garantiza la alta eficacia de los productos biocidas frente a los viricidas de uso doméstico (detergentes y limpiadores), es una mayor concentración de químicos, entre otras. De ahí que deban aplicarse por personal cualificado provisto de los equipos de protección individual necesarios, y siempre en ausencia de personas. También se diferencian por la forma de aplicarse, mediante el empleo de equipos de nebulización y micronebulización, que dispersan el producto en forma de una niebla actuando sobre todas las superficies del establecimiento con rapidez, y accediendo a zonas que con las técnicas de aplicación manual sería muy difícil.



OZONO Y DIÓXIDO DE CLORO. Aún en fase de evaluación.

Por error, el ozono y el dióxido de cloro se están empleando y comercializando como viricidas sin que se demuestre que cumplen esta acción, provocando una falsa sensación de seguridad. Además, es necesario recordar que son sustancias biocidas que se encuentran en fase de evaluación en la Unión Europea

El ozono se encuentra en la actualidad en revisión por la Agencia Europea de Productos Químicos. Se trata de una sustancia oxidante generada in situ que tiene numerosas aplicaciones industriales, pero en el caso que nos ocupa, al no haber sido evaluada aún por la Unión Europea para su uso como desinfectante de uso ambiental, se desconocen las dosis necesarias para garantizar su eficacia como viricida y los efectos para la salud que estas concentraciones pueden desencadenar 

El dióxido de cloro es un buen bactericida y fungicida pero no viricida. No se encuentra en el listado de productos viricidas autorizados en España por el Ministerio de Sanidad, y no puede utilizarse como tal. 

Por todo lo expuesto anteriormente y siguiendo las indicaciones de la Sociedad Española de Sanidad Ambiental, se DESACONSEJA EL USO de dióxido de cloro y ozono en la desinfección del aire y superficies frente al Coronovirus y, sobre todo, si se aplica directamente sobre personas a través de túneles y arcos desinfectantes de ozono, ya que, no existe en España ningún producto biocida que esté autorizado por el Ministerio de Sanidad para su empleo mediante nebulización sobre las personas.

Pues bien, para este tipo de biocidas, cuya comercialización debe haber sido notificada al Ministerio de Sanidad, se recuerda la importancia de seguir las recomendaciones del fabricante, y ante la proliferación en el mercado de dispositivos productores de ozono, se advierte, al igual que otros biocidas, el ozono no se puede aplicar en presencia de personas; los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuados; puede producir efectos adversos por ser sustancia peligrosa.

En la clasificación que hace la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular y se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.

 

EN RESUMEN.

EL ozono se encuentra en la actualidad en revisión por la Agencia Europea de Productos Químicos. Se trata de una sustancia oxidante generada in situ que tiene numerosas aplicaciones industriales, pero en el caso que nos ocupa, al no haber sido evaluada aún por la Unión Europea para su uso como desinfectante de uso ambiental, se desconocen las dosis necesarias para garantizar su eficacia como viricida y los efectos para la salud que estas concentraciones pueden desencadenar.

0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades