El Colegio solicita a la Consejería de Empleo de la Junta de Castilla y León que autorice los ERTES que presenten los centros de Fisioterapia por causa de fuerza mayor.


Google Facebook Twitter Mas
24 Mar 2020

En un escrito dirigido a Germán Barrios, consejero de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, el presidente del Colegio, José Luis Morencia, ha destacado que los centros de fisioterapia que se han visto obligados a cerrar, a excepción de aquellos que atienden a pacientes con patologías que puedan tener una evolución desfavorable si se demora o suspende o aplaza su tratamiento, se han visto obligados a cerrar debido a la situación de desabastecimiento de las medidas de protección establecidas en el apartado tercero de la Orden SND/233/2020.

Es imprescindible para prestar tratamientos, que se disponga de las siguientes medidas de protección: mascarillas y gafas de protección, guantes de nitrilo, batas desechables y soluciones hidroalcohólicas; por cada paciente que trate.

En virtud de lo anterior, se entiende que todos los centros de fisioterapia de titularidad privada deberán de permanecer cerrados, con la excepción de las urgencias imprescindibles e inexcusables y con los elementos de protección establecidos.

Por ello, se ha  solicitado al consejero, como autoridad laboral competente, dictamine positivamente los ERTES que presenten los centros de fisioterapia por causa de fuerza mayor tal como regula el artículo 22 del Real Decreto ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades