CÓMO LA FISIOTERAPIA AYUDA A LA RECUPERACIÓN ÓSEA DE PACIENTES CON OSTEOPOROSIS


Google Facebook Twitter Mas
31 Oct 2017 / Salamanca (sede principal)

El pasado 20 de octubre se celebró el Día Mundial de la Osteoporosis. En España, donde más de 3 millones de personas la padecen, sobre todo mujeres.

El 35% de las mujeres sufren la enfermedad a partir de los 50 años, un porcentaje que aumenta hasta el 52% en las mayores de 70 años. De hecho, se estima que en España entre el 12% y el 16% de todas las mujeres sufrirá una fractura de cadera secundaria derivada de la osteoporosis postmenopáusica.

 

PERO, ¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

La osteoporosis se caracteriza por una debilitación del tejido óseo que supone un aumento del riesgo de fractura de los huesos y puede derivar en patologías mayores. Además, es una enfermedad que se suele presentar de manera “silenciosa” hasta que aparece definitivamente y muestra sus efectos. Ésta provoca una gran carga, tanto a nivel personal como social, debido a las diversas fracturas que ocasiona en las articulaciones y que son motivo de múltiples visitas a los servicios hospitalarios y de diferentes tipos de discapacidad, aumentando así el coste asistencias de los servicios de Salud.

En nuestro país, la osteoporosis, provoca anualmente más de 100.000 fracturas al año.

 

¿CÓMO PREVENIMOS LA OSTEOPOROSIS?

No fumar, ejercicio físico continuado como nadar y/o caminar, reducir el consumo de sal, aporte adecuado de calcio al organismo, mantener una dieta equilibrada son algunas de las recomendaciones que se destacan para prevenir la osteoporosis y ayudar a cuidar los huesos y favorecer su fortalecimiento para evitar que se fracturen.

Desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla y León, queremos recordar la importancia de mantener unos hábitos de vida saludables y cómo la Fisioterapia puede contribuir a la recuperación del tejido óseo de los pacientes una vez ha aparecido la enfermedad.

 

LA IMPORTANCIA DE LA FISIOTERAPIA

Es imprescindible un buen diagnóstico para detectar qué tipo de osteoporosis padece nuestro paciente. Una vez diagnosticado, será el fisioterapeuta el profesional adecuado que trabajará la mejora del paciente para garantizar su calidad de vida. Será quien oriente, planifique y paute los ejercicios adecuados a cada caso, prestando especial atención a la situación del paciente y al tipo de carga que pueda soportar.

Dentro de los tipos de osteoporosis que existen, los más comunes son los derivados de la edad, la postmenopausia y la inmovilización o fractura; y son, por tanto, los que la fisioterapia aborda con mayor frecuencia.   

Quien padece esta enfermedad sabe que genera dolor tanto en posición vertical como horizontal, de ahí que la educación postural es un factor muy importante a tener en cuenta en el tratamiento de la osteoporosis. Será el fisioterapeuta quien ayude al paciente a alcanzar una serie de posturas adecuadas y a llevar a cabo las transiciones con el menor dolor posible.

Asimismo, los fisioterapeutas pueden educar al paciente en técnicas de relajación que favorezcan la circulación, elevando así el umbral del dolor de forma natural, y ofreciendo al paciente cierto control sobre su patología. 

0 Comentarios
Debe acceder como colegiado/usuario para comentar.
No hay comentarios sobre esta noticia.
Sea el primero en comentar.

Suscríbete ya al boletín on-line

Mantente informado con todas nuestras novedades